Viendo el lado positivo de ser papá joven

Viendo el lado positivo de ser papá joven

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Muchas veces escucho en la calle o de personas conocidas: ¡Qué joven eres para ser papá!

Con el pasar del tiempo, hemos podido sobrellevar ese juicio o etiqueta que las personas nos ponen; sí, somos padres jóvenes, una pareja de 23 y 24 años que intenta criar y educar a un gordito dentro de un entorno sano y feliz.

En este breve y peculiar post, dejaré mi perspectiva de la crianza, a cargo de padres jóvenes, porque ahora la sociedad te dice la edad para tener hijos (sí, claro).

– Puedo ser el papá joven y divertido para mi chamo, lleno de energía para todas sus travesuras y aventuras

– Estar al día con la tecnología y todos los métodos novedosos para su educación, formación e incluso diversión (punto para el papá en la onda)

– Tengo los conocimientos más frescos al momento de ayudarlo con alguna tarea (sí, porque apenas tengo 24 añitos)

Te amo #IgnacioAndres #BabyNachito

A post shared by DJ Criss Andrew (@djcrissvzla) on

– Dicen que no disfruto de mi juventud, luego recuerdo que cuando el niño esté más grande, todavía tendré la energía para hacer cosas de adultos y se me pasa, (mientras los demás adultos apenas empiezan el proceso de paternidad)

– Como mi hijo me verá joven, quizás tenga más confianza en decirme y contarme las cosas, seré su mejor amigo, pero con autoridad

– Evitaré el bullying de los compañeros de mi hijo, porque no me dirán viejo (no seré el “viejo ese fastidioso”)

– Y algo muy importante, disfrutamos más de él y sus aventuras, no seremos unos viejos criando un muchacho.

Este pensamiento positivo, me ha hecho ver la crianza de mejor manera, sin importar lo que otros digan, si eres papá y crías con amor, lo demás viene por añadidura.

No pretendo ser experto, no pretendo ser perfecto… solo cuento mis historias y anécdotas como papá.

Related Post

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *