#Top5 Lecciones de crianza según las madres de Game of Thrones

#Top5 Lecciones de crianza según las madres de Game of Thrones

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Después de una eternidad, finalmente llegó el invierno.

Nuevamente los domingos serán sagrados y los lunes el internet será oscuro y lleno de spoilers. Los que me conocen saben que Game of Thrones es una de mis series favoritas, que he llorado y sufrido y que estoy contando los días para que vuelva.

Una de las cosas que más me gusta de esta serie (supongo que también de los libros que compré, pero no he podido empezar a leer), es la fortaleza de sus personajes femeninos, especialmente de sus madres. Aunque parezca una locura, me han servido como inspiración en mi propia maternidad.

En honor al estreno de la séptima temporada, comparto en este nuevo #Top5 las lecciones de crianza según las madres de Game of Thrones.

Creo que formo parte del 1% de la población que ve Game of Thrones a la que le gusta Cersei Lannister. Sí, es mala, incestuosa, mentirosa, asesina y.. una perra, pero es el vivo ejemplo de que el amor de una madre simplemente no tiene límites.

Hemos visto que hace más allá de lo imposible y lo prohibido por sus intereses, mueve todas las piezas del juego a su favor. A primera impresión, es fácil odiarla, pero en el fondo es solo una madre capaz de lo que sea por mantener a sus hijos a salvo.

¿Y qué pasa cuando eres medio loca y te arrebatan a tus hijos? La respuesta la sabremos en esta nueva temporada.

Seré loca yo también, pero Cersei demuestra que el amor de una madre es incondicional… a su manera.

¿Sabes ese momento en el que tu mamá te dice que no escales pero no le haces caso y te empujan de una torre? ¿o cuando te dice que no envíes a Theon de vuelta con su padre pero no le haces caso y te secuestran Winterfell? ¿o cuando te dicen que cumplas tu promesa de casarte con la hija de Walder Fray pero no le haces caso y los matan a todos?

No, no les ha pasado esto porque no viven en Westeros, pero seguramente has tenido algún momento en el que te diste cuenta que tu mamá tenía razón. Haciendo a un lado el hecho de que los hijos Stark no son los más obedientes, si mamá lo dice, es por algo.

Obviamente Khalessi no puede estar fuera de este conteo, después de todo es la madre de dragones. Aunque le dijeron que sus “bebés” no era sus hijos porque no los llevó en su vientre, que eran unas bestias que ella no podría controlar y que hasta uno se le había escapado, ella lo único que hizo fue confiar.

Ella hizo lo más sabio que una madre puede hacer. Silenció las voces de afuera, confió en sí misma y, más importante, confió en sus hijos. Sus dragones la han salvado en más de una ocasión y ella los ha convertido en las criaturas que conquistarán Westeros en esta nueva temporada.

Cuando tenemos niños, mucha gente nos dice qué hacer, cómo criarlos. Una madre debe aprender a confiar en su instinto, en la voz que tiene dentro que realmente sabe que necesitan y quieren sus hijos.

Para mí siempre ha sido un misterio el por qué baby Sam no crece. ¿Por qué sigue siendo un bebé? Hay varias teorías, pero ese es otro tema…

Gilly, niña inocente convertida en madre bajo terribles circunstancias, pero aún así capaz de todo por proteger a su bebé. Sus vidas corrieron peligro más de una vez, sobrevivió hasta a un White Walker, y en momentos en los que pensó que sería débil, fue cuando sacó una fuerza inimaginable.

A veces las mamás nos sorprendemos a nosotras mismas. Enfrentamos situaciones que no creemos que somos capaces de superar, logramos hacer cosas que otras personas creen que no podemos. Podemos pasar momentos difíciles, pero nunca olvidemos la verdadera fuerza que tenemos dentro.

 

Por último, y no menos importante, tenemos una lección muy importante de Lysa Arryn, La primera impresión que tenemos de ella en la serie es que está amamantando a su niño… de como unos 10 años.

Ese niño creció para ser un adolescente malcriado, inseguro, acostumbrado a hacer berrinches para obtener lo que quiere. Su madre lo sobre protegía tanto que no sabía defenderse por sí mismo, sus habilidades en arco y flecha y combate eran terribles, y sabemos que esto es inaceptable para un Lord.

¿Qué lecciones has aprendido de Game o Thrones? ¡Comenta en mis redes sociales!

 

Related Post

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *