Browsed by
Tag: happy sloppy dad

Papá también cocina

Papá también cocina

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

¿Cuántas veces hemos escuchado ese cliché que los hombres no cocinan? Pues, eso se acabó, estamos en el siglo XXI, donde papá puede realizar los mejores platillos para los niños y para mamá, por supuesto.

Los papás también podemos tomar la iniciativa, no solo para hacer los quehaceres, sino también ponernos los guantes de cocina, tomar las ollas y sartenes y deleitar a nuestros comensales favoritos.

No necesitas hacer un curso muy elaborado ni aprenderte de memoria cuanta receta se te atraviese, solo debes dedicar un poco de tiempo a ver recetas cortas, sencillas y sabrosas en internet (si, de esas páginas que vemos en Facebook e Instagram).

Leer libros de recetas cortas, como ensaladas, sopas, incluso jugos, también ayuda con ese instinto culinario que tenemos escondido y muchos tememos dejar salir.

De igual forma, cuando ya te sientas más cómodo frente a las estufas de tu cocina, dedica tiempo a la inventiva, a la práctica, a probar platos sencillos que sepas que le gustarán a tu chamo (a).

A modo personal, no me considero el mejor cocinero del mundo y tampoco estoy en las capacidades de compartir alguna receta (quizás más adelante). Solo deseo con esta publicación, motivar a los papás a que tomen la iniciativa y consientan el paladar de su familia, ellos sabrán apreciar ese esfuerzo.

No pretendo ser experto, no pretendo ser perfecto… solo cuento mis historias y anécdotas como papá.

Viendo el lado positivo de ser papá joven

Viendo el lado positivo de ser papá joven

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Muchas veces escucho en la calle o de personas conocidas: ¡Qué joven eres para ser papá!

Con el pasar del tiempo, hemos podido sobrellevar ese juicio o etiqueta que las personas nos ponen; sí, somos padres jóvenes, una pareja de 23 y 24 años que intenta criar y educar a un gordito dentro de un entorno sano y feliz.

En este breve y peculiar post, dejaré mi perspectiva de la crianza, a cargo de padres jóvenes, porque ahora la sociedad te dice la edad para tener hijos (sí, claro).

– Puedo ser el papá joven y divertido para mi chamo, lleno de energía para todas sus travesuras y aventuras

– Estar al día con la tecnología y todos los métodos novedosos para su educación, formación e incluso diversión (punto para el papá en la onda)

– Tengo los conocimientos más frescos al momento de ayudarlo con alguna tarea (sí, porque apenas tengo 24 añitos)

Te amo #IgnacioAndres #BabyNachito

A post shared by DJ Criss Andrew (@djcrissvzla) on

– Dicen que no disfruto de mi juventud, luego recuerdo que cuando el niño esté más grande, todavía tendré la energía para hacer cosas de adultos y se me pasa, (mientras los demás adultos apenas empiezan el proceso de paternidad)

– Como mi hijo me verá joven, quizás tenga más confianza en decirme y contarme las cosas, seré su mejor amigo, pero con autoridad

– Evitaré el bullying de los compañeros de mi hijo, porque no me dirán viejo (no seré el “viejo ese fastidioso”)

– Y algo muy importante, disfrutamos más de él y sus aventuras, no seremos unos viejos criando un muchacho.

Este pensamiento positivo, me ha hecho ver la crianza de mejor manera, sin importar lo que otros digan, si eres papá y crías con amor, lo demás viene por añadidura.

No pretendo ser experto, no pretendo ser perfecto… solo cuento mis historias y anécdotas como papá.

Sé el ejemplo a seguir de tu chamo (a)

Sé el ejemplo a seguir de tu chamo (a)

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Cuando eres mamá y papá, siempre buscarás darle lo mejor a tu hijo o hija, y no solo hablo de cosas materiales, esto incluye dedicarle nuestro tiempo, con cariño, amor y atención, además de brindarle una buena educación, inculcarle buenos valores y modales.

Pero todo empieza desde la casa… sí, desde el hogar, desde ti mismo.

Si queremos que nuestros chamos sean respetuosos, educados, bien portados, debemos reflejar lo mejor que queremos para ellos, recuerda que somos su modelo a seguir.

Es importante que la comunicación con nuestro hijo o hija sea el reflejo de lo que queremos para él, enseñarle a decir por favor, gracias, disculparse cuando sea necesario, ser humilde, respetuoso, agradecido, esto se verá reflejado en su día a día.

Recuerda que los niños aprenden con lo que ven, sienten, huelen, escuchan y saborean, ahí la respuesta inmediata de su agrado o desagrado, de su forma de percibir las cosas y como ellos luego la transmiten o comunican.

Si tú dices gracias, él dirá gracias; si pides permiso y eres educado, créeme que él también lo será; si todos los días tienen su rutina familiar, con un “buenos días mi vida”, con besos y abrazos incluidos, seguro tu hijo y tu esposa serán recíprocos con este cariño y calor afectuoso.

Mi caso muy particular con #BabyNachito es impresionante. Aún cuando no suelta por completo las palabras, gesticula lo que desea y lo que no, y sabe que si le tiendo los brazos, seguro es para apretarnos bien fuerte con ese abrazo que tanto me da energía; así él ha aprendido las demostraciones de afecto y cariño, si yo lo abrazo y es agradable, él lo seguirá haciendo con mucho cariño.

De igual forma, si yo le doy un cariñoso gesto a mi Happy Sloppy Mom, como un abrazo o un beso, él también busca acomodarse para darle amor a mamá. Sí, así son los niños, ellos imitarán todo lo que haces.

Tu hijo te ve como su Role Model, su ejemplo a seguir, su versión más grande de él, tú eres su héroe.

No pretendo ser experto, no pretendo ser perfecto… solo cuento mis historias y anécdotas como papá.