Esenciales para la recuperación después de una cesárea

Esenciales para la recuperación después de una cesárea

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

¿Qué fue lo primero que hiciste cuando supiste que ibas a tener un bebé? Yo empecé a hacer listas de todo lo que le tenía que comprar. Cuna, coche, ropita, todo. Pero jamás pensé en lo que iba a necesitar yo.

Después de todo, no es tan sencillo traer a esos pequeñitos al mundo. Nuestros cuerpos atraviesan cambios importantes antes, durante y después del parto, con algunas diferencias si es parto o cesárea. 

Mi caso fue el segundo. La cesárea es una intervención quirúrgica que require ciertos cuidados. En este post comparto los esenciales que nos ayudan durante la recuperación.

1. Ropa ancha

Mientras la herida se está curando, es importante evitar ropa ajustada que pueda ejercer presión o infectar los puntos. Durante las primeras semanas del post-parto, puedes optar por leggings o yoga pants, que ofrecen soporte sin fuerza.

Puedes también usar pantalones de tela suelta, con bandas elásticas y hasta la cintura

 

2. Panties anchas y/o faja post parto

La ropa íntima también debe ser hasta la cintura, ancha pero no tan suelta ya que debe dar soporte al área de la herida.

Igualmente, se recomienda una faja post parto que ayude al cuerpo a recuperar su estado antes del embarazo, dando soporte al área, no solo a la piel sino a los órganos.

 

3 Almohada de lactancia

Como cualquier otra cirugía, una cesárea requiere importantes cuidados post-operatorios, con la única diferencia de que hay un bebé que requiere más atención.

Uno de los retos durante las primeras semanas es la lactancia, que de por sí sola es un tema, cuando le agregamos una delicada cicatriz, estas almohadas son nuestras mejores amigas.

También llamadas “donas”, protegen el área de la herida y brindan mayor comodidad y soporte para mamá y bebé.

 

4. Almohadas en general

Durante las primeras semanas era misión imposible levantar mi torso de la cama, por lo que decidí dormir sentada. También se me hincharon los pies como no lo hicieron durante el embarazo y debía mantener las piernas en alto.

Sea cual sea el caso, las almohadas siempre brindan apoyo y comodidad.

 

5. Toallas sanitarias post-parto y centro de cama

Las mamás con cesárea no se escapan de la cuarentena, o como yo le llamo, venganza del período porque fuimos felices sin ella por 9 meses.

Además de las toallas sanitarias post-parto, que son diseñadas especialmente para flujos abundantes (aunque esto puede variar según cada mujer), los centros de cama protegen el colchón de cualquier accidente.

 

6. Una silla grande y una mesa con lo necesario

Durante la recuperación, no podemos movernos como normalmente. Por eso, recomiendo adaptar todo a la comodidad. La mejor posición para mí era estar sentada, especialmente para dar pecho. Tenía una sillón en el cuarto del bebé.

Por otra parte, tenía una mesita en la que tenía las cosas que más usaba, para así no tener que moverme tanto. Un vaso de agua, celular y cargador cercano, un pañal de tela, entre otros.

 

7. Gasa y cinta adhesiva médica

Antes de ir a casa, tu médico te dará las instrucciones de cómo cuidar la cicatriz y los puntos. Es posible que debas lavar la herida con povidine y colocar una gasa para protegerla.

 

8. Analgésicos y medicamentos

Igualmente, tu obstetra te enviará un tratamiento post – operatorio, que puede incluir analgésicos, un protector gástrico e incluso algún medicamento para combatir el estreñimiento

Related Post

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *