4 trucos para ayudar a los recién nacidos a dormir

4 trucos para ayudar a los recién nacidos a dormir

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Sin duda uno de los placeres de la vida es dormir. Yo pegué los años universitarios, mi primer trabajo en la carrera con los últimos meses de rumba pre graduación,  la tesis y el embarazo, casi al mismo tiempo, así que tengo ya un tiempo con el sueño limitado, y creo que por eso lo valoro más.

Dormir durante el día mientras el bebé duerme, no existe. Pasar toda la noche despierta con un bebé que no quiere cerrar los ojos, menos existe. 

Desde que #BabyNachito nació apliqué algunos trucos para ayudarlo a dormir mejor. Aunque empezó a dormir corrido al año, desde chiquitito se levantaba una sola vez por su toma nocturna, nos quedábamos dormidos y era como si nunca se hubiese despertado.

Tanto así que a veces ni tenía recuerdo de cómo llegó a mi cama. Solo amanecía al lado mío y yo con una bubie al aire.

Todos los niños son diferentes. Algunos ya duermen corrido al mes, otros a los 6 meses y algunos a los 2 años. Cada uno tiene su ritmo, pero los padres podemos  darle una ayuda. El sueño es vital, tanto para su desarrollo como para nuestra salud mental.

Tomé lo mejor de lconsejos, libros y páginas web y apliqué ciertas técnicas.

1. Hacer rutinas: 

Todas las noches le hacía la misma rutina. Bañarlo, ponerle la pijama, darle pecho (más adelante tetero) y a dormir. Hasta el día de hoy, no importa la hora en la que lo bañe, le dan ganas de dormir o cae rendido, y después de su último tete, él solito se acuesta y cierra los ojos.

No hay que volvernos esclavos de esa rutina tampoco. Cuando lo baño de día, igual sabe en la noche que es hora de dormir. Ya después de que sus hábitos de sueño estén establecidos, pueden ser más flexibles.

2. Enseñarle la diferencia entre el día y la noche

De noche no se juega, no se llora, ni mucho menos se camina. Los niños nacen con el reloj invertido, ¿o sin reloj? Depende de nosotros que entiendan que hay cosas que se hacen durante el día y otras de noche, principalmente dormir.

3. No luces, no hablar

Esta fue una estricta regla como parte de enseñarle a diferenciar día y noche. Cuando se despertaba en la madrugada, prendía una lamparita que iluminaba lo suficiente como para evitar caídas y no le decía nada a menos que fuera estrictamente necesario.

4. Mantenerlo activo

Y con esto no me refiero a prohibirle dormir, los bebés tienen que hacer siestas durante el día, ni tampoco a despertarlo si se duerme, esto es simplemente absurdo. Pero si quería #BabyNachito quería dormirse un poquito antes de “la hora”, entonces trataba de alargar el horario. Mientras más tarde se acuesta, más tarde se despierta (en teoría)

Típico que dicen….

“Métele un tetero para que duerma más”. Dicen también que los bebés que toman pecho se despiertan más en la noche por dependencia.

Yo pasé por ambas y ninguna funcionó para que durmiera corrido, así que no me di mala vida. Si crees que tu peque tiene un problema de sueño, consulta soluciones con tu pediatra.

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *